La Academia Venezolana de la Lengua ante la agresión a las tumbas de don Rómulo Gallegos y su esposa

La Academia Venezolana de la Lengua deplora profundamente y condena de manera absoluta el vandalismo sufrido por las tumbas de don Rómulo Gallegos y su esposa doña Teotiste Arocha de Gallegos, en el Cementerio General del Sur (Caracas).

Presidente constitucional de la República en 1948, ministro de Instrucción Pública en 1936, parlamentario, dirigente político y, sobre todo, notable escritor y uno de los más excelsos narradores del país, cuyas novelas constituyen hitos emblemáticos de nuestra literatura, don Rómulo Gallegos fue un incansable luchador por la democracia y la libertad y numerario de esta corporación, electo para ocupar el sillón letra O aunque no alcanzó a incorporarse.

Ante estos hechos quizá resulte paradójico y aleccionador, tristemente aleccionador, el hecho de que el maestro Gallegos se negara a traer a Venezuela los restos de su esposa, fallecida durante el exilio en México, hasta que no cesara el gobierno despótico que lo había derrocado el 24 de noviembre de 1948, y se iniciara una época democrática, de seguridad y paz social. 47 años después de su fallecimiento, ocurrido el 05 de abril de 1969, las tumbas del gran escritor, que debería reposar en el Panteón Nacional, y de su esposa son violentadas en medio de una situación cada vez más alarmante, en la que la seguridad ciudadana -incluida la de los camposantos- se ve afectada por un creciente vandalismo y una fuerte pérdida de valores.

La Academia Venezolana de la Lengua repudia la deshonra al panteón de la familia Gallegos y exhorta a las autoridades no solo a establecer las responsabilidades del caso a la brevedad posible sino a garantizar la seguridad de todos los ciudadanos en cualquier espacio, incluidos los camposantos como lugares sagrados.

La tradición y las tradiciones son parte esencial de la vida del país, su fermento. Don Rómulo Gallegos constituye un innegable patrimonio literario, educativo y político para todos los países de lengua española. Que irreverencias como esta no se repitan.

En Caracas, a los 15 días del mes de junio de 2016

Horacio Biord Castillo
Presidente

Yraida Sánchez de Ramírez
Secretaria